Breaking2, el récord no válido de Nike

Breaking2

Hay hitos en la historia del atletismo que merecen ser recordados para siempre. Ese ha sido el caso de Breaking2, la última campaña de Nike para bajar de 2 horas el récord de la maratón.

Una hazaña épica y de la que todos los que somos aficionamos al deporte hemos tenido constancia y es que ¿bajar de dos horas? ¿Cómo perderse algo así?

El principio de Breaking2

Tres atletas (Eliud Kipchoge con una marca de 2:03:05, Lilesa Desisa con 2:04:45 y Zersenay Tadese con una marca de 58:23 en media maratón), nutrición específica, un entorno único y perfectamente escogido para la hazaña (circuito de Monza) y una hora calculada para que el rendimiento sea el mejor.

Bajar de 2 horas el récord de la maratón ya suponía un nivel de perfección genética que se escapa a nuestro conocimiento y es que mantener un ritmo de casi 2:50 min/km durante 42 eternos y largos kilómetros era algo inimaginable.

Pero los tiempos cambian y la ilusión siempre permanece intacta. ¿Y por qué no soñar con romper este récord? Nike se lo jugaba todo a una sola carta. Bueno, a tres en concreto aunque todos teníamos claro quién de las tres fieras se iba a lanzar a romper el crono.

Con 18 liberes formando un triángulo perfecto y el coche con iluminación láser fijando el tiempo y el recorrido, además del espectáculo montado alrededor de esta campaña, a Nike solo le quedaba esperar sentado a disfrutar de 2 horas de vértigo.

Rompiendo el crono

Y el concierto fue sobre ruedas, bueno, más bien sobre las nuevas zapatillas de Nike Zoom Vaporfly que seguramente se venderán como rosquillas cuando lleguen al mercado. Kipchoge se quedó a solo 25 segundos de bajar de esas dos horas.

Aún a pesar de haber conseguido un nuevo record mundial, la Federación Internacional de Atletismo dejó claro que el tiempo no sería admitido.

¿Qué importaba? Nike dio un claro ejemplo de espectáculo deportivo (y de marketing). Disfrutamos de lo lindo y ya esperamos con ganas la próxima hazaña.

Leave a Reply