Claves para tratar la rodilla de corredor

By 14/10/2015 Health, Running No Comments
Calzado-runner

Hace unos días te explicamos cómo conseguir acabar los deseados 10k. Bien, hoy te contamos algo con lo que quizás ya te hayas cruzado y sea uno de los principales causantes de no poder lograr todos tus objetivos. Sí, hablamos de ese odioso dolor de rodilla que muchos corredores pueden llegar a sufrir. La famosa ”rodilla de corredor” es el término que utilizan médicos y profesionales del ámbito para referirse a aquella sobrecarga que se produce cuando la rótula se desplaza de manera incorrecta, sobre todo al doblar y estirar la rodilla.

Seguro que muchos de vosotros, desgraciadamente, ya habréis notado ese dolor a ambos lados de la rótula principalmente hacia dentro o incluso en la parte superior. Esta sensibilidad es más fuerte al doblarse la rodilla, es decir cuando caminas, corres, saltas o te agachas. Este problema suele producirse por diferentes causas, pero las más habituales son las siguientes:

  • Incremento de la actividad física
  • Flexión continua de la rodilla
  • Isquiotibiales o pantorrillas débiles
  • Mala postura del pie o zapatillas inadecuadas
  • Incremento de peso

El tratamiento que puedes aplicar para minimizar esa molestia sería el siguiente:

– Primero, como es obvio, dejar de correr y reducir la inflamación con hielo o antiinflamatorios, si es el caso.

– Calentar y estirar antes de correr, así como volver a estirar al terminar el ejercicio.

– Intenta mantenerte en forma ya que, a mayor peso, más impacto recibirán tus rodillas.

– Compra zapatillas adecuadas. Si tienes pie plano debes considerar utilizar plantillas hechas a medida.

– Fortalece con ejercicios esos puntos débiles como los isquiotibiales y el glúteo medio.

– Uso de rodillera, puede mejorar tus sensaciones y reducir el dolor.

 

Bueno Brave, esperamos que estas líneas te ayuden a combatir la rodilla de corredor y seguir con todas tus metas.

Leave a Reply