La importancia de los hidratos de carbono en el deportista

hidratos de carbono

No te contamos nada nuevo cuando te decimos que al practicar deporte aceleramos nuestro metabolismo y en consecuencia aumenta el gasto energético. Con este consumo extra de energía, es indispensable que aportemos a nuestro cuerpo las cantidades que necesita para poder realizar deporte correctamente y con salud. Aquí es donde entran en juego los hidratos de carbono.

Hidratos de carbono, estupenda fuente de energía.

¿Qué hidratos de carbono? Arroz, pasta, patata…constituyen una fuente de energía saludable y eficaz. Seguramente estés pensando también en otros complementos compuestos por azúcares refinados (hidratos de carbono simples) que nos aportan una energía rápida y que se pueden consumir justo antes de entrenar pero ¡cuidado! El efecto que producen en nuestro cuerpo es un aumento de glucosa que genera un aumento de la insulina corporal para ayudarnos a estar más activos pero se trata de un efecto rebote del que es recomendable huir.

¿Lo ideal? Carbohidratos compuestos que a diferencia de los carbohidratos simples como el azúcar, estos están formados por tres o más moléculas de azúcar lo que supone una digestión más lenta y por lo tanto el aumento de la glucosa en sangre se produce de forma mucho más lenta y gradual. Para entendernos: durante la digestión, estos hidratos de carbono complejos se van transformando en hidratos más simples.

interior-hidratos-de-carbono

Dentro de los hidratos de carbono encontramos al glucógeno, o lo que es lo mismo: la forma en la que la glucosa es almacenada en los humanos, principalmente en el hígado y tejido muscular donde se utilizará como reserva energética para las contracciones musculares.

¿Qué pasa si no consumimos la cantidad adecuada de hidratos de carbono?

  • Sensación de fatiga mucho antes de lo previsto.
  • Rendimiento deportivo menor de lo esperado.
  • Si la actividad deportiva es muy intensa o prolongada en el tiempo, podemos entrar en estado de hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre). Y llegados a este punto peligroso, se pueden dar dos situaciones:
    • Aparición de síntomas como visión borrosa, aceleración de ritmo cardíaco, dolor de cabeza y temblores.
    • De no aparecer esos síntomas, puede que directamente nos desmayemos llegando a convulsionar o incluso entrar en estado de coma.

Como veis, es muy importante el correcto consumo de hidratos de carbono para la correcta práctica deportiva.

Lo recomendable es consumir hidratos de carbono de liberación lenta los días antes de la práctica deportiva, especialmente indicado en la práctica de deportes de intensidad elevada o de duración prolongada.

Finalizada la actividad, habrá que cargar de nuevo los depósitos de glucógeno de nuestros músculos y es entonces cuando lo ideal es el consumo de hidratos de carbono simples y de absorción rápida (como mucho a las dos horas de haber finalizado).

Leave a Reply