Mejora tu técnica de natación a crol

Natación a crol

La natación a crol, o estilo libre, es el más popular en natación y a nivel deportivo es una modalidad especialmente interesante teniendo en cuenta que es el estilo con una mejor relación entre la velocidad y el gasto energético que supone.

También es cierto que aunque es el estilo más común, una cosa es practicarlo y otra muy diferente es conseguir dominarlo. Así que si todavía no has probado la natación y quieres ver cómo se te da el deporte acuático, ahí van unos cuántos consejos que te ayudarán a mejorar tu estilo de natación a crol:

Respiración

La respiración es uno de los elementos principales en cualquier deporte puesto que una buena técnica de respiración puede optimizar notablemente el rendimiento de tu cuerpo.

En el estilo a crol lo más importante es coordinar tu respiración con el movimiento de cabeza: inspira de forma rápida cuando tu nariz esté fuera del agua y exhala lentamente cuando tu nariz esté dentro del agua. Es fundamental que no vuelvas a inhalar aire hasta vaciar completamente los pulmones.

Resulta interesante practicar la respiración ya que facilita el movimiento de tu cuerpo en el agua y conseguirá que vayas ganando ritmo poco a poco.

Natación a crol

Posición del cuerpo

Mantén tu cuerpo en horizontal. Puede parecer una indicación sencilla, pero la realidad es que tus piernas tienden a hundirse y esto provoca que tu cuerpo termine en posición diagonal. Para evitar esto es importante aprender a relajarse en el agua, y conseguir así que tu cuerpo se mantenga a flote. De esta forma podrás centrar toda tu energía en avanzar con velocidad, sin preocuparte de que tu cuerpo se hunda.

Brazada

El movimiento de tus brazos es el principal responsable de la velocidad de tu cuerpo en el estilo a crol. Debe ser un movimiento que realices sin demasiado esfuerzo, sacando los brazos rápidamente y dejando que se deslicen por el agua. Tus brazos deben salir del agua buscando el máximo avance posible, y recuerda sumergirlos siempre con la palma hacia abajo, terminando el movimiento con la mano pegada a tu muslo.

Lo más complicado de la brazada es coordinarlo con tu técnica de respiración, pero cuándo lo consigas verás como todo este proceso te sale de manera totalmente natural.

Patada

La patada es el movimiento menos valorado en la natación y suele ser el movimiento en el que los deportistas muestran una peor técnica. Y esto es un error, ya que el movimiento de piernas ayuda a mantener la posición horizontal y a que tu desplazamiento sea mucho más fluido.

Para que tu técnica sea lo mejor posible es importante que interpretes el movimiento de una sirena o de un delfín, realizando un movimiento que vaya desde tus caderas hasta la punta de tus pies. Debe ser un movimiento rápido, pero no bruto, sino que debes sentir una especie de compás con tus pies chapoteando sobre el agua.

Estos son sólo algunos consejos básicos que debes seguir para mejorar tu técnica de crol. Pero nada de esto sirve de nada si no lo prácticas con constancia y esfuerzo. Así que ya sabes, la teoría es simple, ahora: ¡al agua!

Leave a Reply