¿Qué masaje deportivo es el más adecuado en cada momento?

Imagen masaje deportivo

Es un hecho que el número de deportistas está en claro aumento, el nivel de competitividad está llegando a niveles que antes ni imaginábamos y por lo tanto el número de lesiones, tanto a nivel amateur como a nivel profesional ha aumentado notoriamente. Es decir, cada vez somos más Braves los que nos lanzamos a la calle.

Por esta razón quiero dar la importancia que se merece al trabajo preventivo, dentro del cual nos encontramos con el masaje deportivo. El principal y mejor método para aumentar nuestro rendimiento, evitar que las lesiones nos paren y acelerar los tiempos de recuperación ante las lesiones.

Es una técnica de masaje en la que se realizan manipulaciones de los tejidos blandos del organismo (principalmente músculos) con la finalidad de: conseguir efectos beneficiosos sobre el tono muscular, mejora de la biomecánica articular y aumentar la circulación de la sangre y la linfa.

Esta técnica consta de diferentes variantes dependiendo del momento y la finalidad con la que se aplique, es muy importante que conozcáis qué tipo de masaje necesitáis y que pretendéis conseguir con el mismo. 

Hoy los vamos a clasificar según el momento que apliquemos el masaje. 

CLASIFICACIÓN SEGÚN EL MOMENTO DE APLICACIÓN DEL MASAJE:

– Masaje de calentamiento (previo a la competición).

– Masaje durante la competición.

– Masaje de restauración (post-competición).

– Masaje de recuperación o descarga (en periodos entre competiciones). El/la fisioterapeuta adapta el grado de presión, duración del tratamiento y velocidad de las maniobras a las diferentes situaciones en que se encuentra en el deportista.

  1. MASAJE DE CALENTAMIENTO (previo a la competición)

Finalidad del masaje: preparar el músculo, favoreciendo el aumento de temperatura de la zona, irrigación, elasticidad y el desplazamiento entre planos.

  • Objetivos:
  1. Aumentar la temperatura de la zona.
  2. Aumentar la nutrición del músculo.
  3. Mejorar la oxigenación y el metabolismo muscular.
  4. Elastificar músculos y flexibilizar articulaciones.
  5. En este masaje se utilizan 2 tipos de técnicas.
  6. El deportista ha de iniciar la competición antes que hayan pasado 8 – 10 minutos de la realización del masaje de calentamiento.

2. MASAJE DURANTE LA COMPETICIÓN

Se realiza si la competición es muy larga y fatigante y/o en deportes con varias pruebas en un mismo día. Finalidad: permitir al deportista continuar la prueba en sus mejores condiciones.

  • Objetivos:
  1. Analgésico ( contusiones, pequeñas roturas).
  2. Antiespasmódico (rampas).
  3. Tiene como finalidad permitir al deportista continuar con la prueba en mejores condiciones. Recuperación muscular en la medida de lo posible, favoreciendo el recambio metabólico y disminuyendo la tensión de la musculatura contracturada por el esfuerzo.

Es el tipo de masaje que requiere más experiencia y prudencia por parte del fisioterapeuta, ya que en caso de administrar un masaje demasiado profundo, intenso o largo puede perjudicar más que beneficiar al deportista.

      3- MASAJE POST – COMPETICIÓN (de restauración)

Al final de la competición el deportista ha de realizar un “enfriamiento activo”, no parando la actividad deportiva de una manera brusca, sino progresiva mediante ejercicios ligeros de intensidad decreciente y estiramientos suaves.

Finalidad: relajación, favoreciendo la restauración del pleno rendimiento, el descanso y la eliminación de productos metabólicos de desecho.

  • Objetivos:
  1. Delante de un músculo hipertónico después del esfuerzo está indicado el masaje relajante muscular para eliminar la fatiga muscular, eliminar detritus, desintoxicando (ácido láctico) y favoreciendo el aporte sanguíneo que active los procesos de oxigenación, para proporcionar al músculo glucosa y oxígeno y restablecer el metabolismo.

El mejor momento para realizar este masaje es 2-3 horas después del esfuerzo y si es posible después de un baño caliente, ducha o masaje subacuático. Después del masaje se recomiendan estiramientos, descansar, o incluso dormir.

       4- MASAJE DE RECUPERACIÓN O DESCARGA

Finalidad: eliminación de las contracturas, adherencias e hipertonos y “limpieza a fondo”. Mantener la musculatura en las mejores condiciones para que pueda absorber más cargas de trabajo, mejorar la calidad muscular, y participar en la consecución de un buen estado de forma física.

  • Objetivos: descargar músculos y grupos musculares fatigados, eliminando productos de desecho para:
  1.  Mejorar el aporte sanguíneo para favorecer la nutrición de los tejidos musculares y aumentar la entrada de glucosa en el músculo.
  2. Retardar la fatiga.
  3. Recuperar el poder contráctil.
  4. Evitar la aparición de mialgias o rampas por acumulación de detritus y sustancias de desecho.
  5. Restaurar el poder de trabajo.

El mejor momento para realizar este masaje es después de la sesión de entrenamiento previa a un día de descanso. Al menos con 2 o 3 días de separación de una competición o de una sesión de entrenamiento fuerte; ya que produce fatiga y sensación de la musculatura blanda que necesita un tiempo para recuperarse.

Espero que este artículo os ayude a llegar a vuestras metas deportivas más rápidamente y lo que es más importante, de forma mucho más saludable.

Carlos Joven Oliverias

Fisioterapeuta y Osteópata 

Leave a Reply