Semejanzas entre el deporte y emprender

Hoy vamos a iniciar una serie de posts que, para todo el equipo de Bravento nos resulta muy emocionante compartir con vosotros.

Todos nosotros somos runners, bikers, o amantes de la montaña. Y todos nosotros, desde Xavi (fundador) al resto del equipo que forma este gran proyecto que es Bravento, pasamos nuestros largos días rodeados de todo lo que conlleva vivir dentro del mundo emprendedor.

Por eso, como deportistas y emprendedores, queremos compartir con vosotros lo que consideramos que son grandes paralelismos y coincidencias entre la práctica del deporte de exigencia y el emprender un nuevo proyecto. Estas similitudes las podemos dividir en dos aspectos fundamentales: la mental y la del día a día de trabajo.

Lo que afecta a nuestra mente

Cuando alguien decide emprender espera que el camino sea un camino inolvidable, una experiencia positiva y recordada toda la vida. Como en el deporte, al emprender soñamos con llegar a la meta y hacerlo en la mejor posición.

Sin embargo, al emprender debemos ser conscientes que sí… ¡Que esto es maratón! La exigencia es máxima, los momentos difíciles son muchos, el cansancio físico y mental estará presente muchos días… Pero el sueño de llegar a la meta nos mantiene firmes y nos hace sacar fuerzas cada día.

Es esa motivación y el deseo por conseguir nuestro objetivo lo que nos ayuda y da fuerzas en los momentos duros y difíciles, tanto en una carrera como en una start-up.

Porque, como en una carrera, debemos estar preparados para estos momentos que tarde o temprano pero con seguridad, acabaran llegando. Es parte del camino. Y una parte importante porque nos ayuda a ser mejores, a ponernos a prueba, a explorar nuestros límites y a sentirnos orgullosos por nuestra resistencia a la adversidad.

El nivel mental es un paralelismo impresionante entre el mundo de la competición deportiva y el mundo del emprendedor. Tanto en lo uno como en lo otro, si no estas preparado para la lucha mental, tus fuerzas tarde o temprano te fallaran y decidirás abandonar.

Después de esta pequeña introducción sobre las semejanzas entre el deporte de alto nivel y emprender, dedicaremos un próximo post a los paralelismos del día a día.  Si alguno de vosotros está emprendiendo y es un amante del deporte nos gustaría que nos compartiera su experiencia.