Utiliza la motivación deportiva en todos los aspectos de tu vida

motivacion

¿Crees que la motivación es importante para practicar deporte? Seguro que como Brave sabes que la motivación es una pieza clave en el deporte. Gracias a ella podemos mejorar diariamente nuestras marcas y ponernos a prueba en muchas ocasiones. Y es posible también que alguno encuentre momentos de su vida que requieran de esa misma motivación pero no sabes como actuar de la misma manera que cuando estás en pleno sprint o en una subida interminable, y es que la motivación que aplicamos en el deporte, puede faltar en otras situaciones y momentos del día a día. Por lo tanto, la pregunta obligada es: ¿puedes aprender a entrenar tu mente para que encuentre la motivación en otros ámbitos?

Tranquilo, la respuesta a esta pregunta es, sin duda, que SÍ. El deporte es una buena manera para conocernos interiormente. Es una buena manera de conocer nuestros puntos internos de motivación y superación. De hecho, seguro que recuerdas momentos de superación y grandes hazañas a lo largo de tu vida, aquel examen que parecía imposible, ese trabajo que te quedaba más que grande, por no hablar de esa chica o chico al que no eras capaz de aguantarle más de dos minutos la mirada y meses después despertaba a tu lado. Así que ya sabes que eres capaz de aplicar la motivación en tu día a día, pero para poder hacerlo de forma consciente necesitas detectar dos tipos de situaciones:

  • Situación 1: detectar, en el momento en el que se produzca, una situación de automotivación deportiva.
  • Situación 2: detectar, en el momento en el que se produzca, una situación en la que necesitemos de esta automotivación en el área personal.

¿Por qué es importante reconocer estas situaciones? En el primer punto, el reconocer esta situación de automotivación deportiva nos servirá para ser conscientes de ella e interiorizar (solo con su propio reconocimiento) los mecanismos que utilizamos de forma inconsciente. Psicológicamente, reconocer repetidamente una conducta nos ayudará a interiorizarla.  Así pues, trasladaremos nuestra motivación y espíritu de superación deportiva del inconsciente, a nuestra mente consciente.

Respecto al segundo punto, es importante reconocer esta situación de ausencia de motivación porque no suele manifestarse exteriormente sino que, en muchos casos, puede ser un proceso del que no nos damos cuenta, y lo achacamos a estados de ánimo.

Si aprendemos a detectar los dos tipos de situaciones, con el tiempo seremos capaces de conseguir que  nuestra mente que actúe en otros ámbitos de la vida, tal como lo hacemos diariamente cuando estamos en plena carrera o dandole pedales a nuestra bici. Como cualquier otro proceso psicológico, este cambio va de menos a más. Así pues, al principio nos costará trasladar este comportamiento a otros ámbitos de la vida pero para algo somos Braves ¿no?. Ya verás que con el tiempo, este proceso se convertirá en algo que realizas incluso de forma inconsciente. Porque sin duda alguna, el deporte no es solo salud física,¡ es también salud mental!

Leave a Reply