Cómo elegir la zapatilla perfecta de running

By 24/02/2017 General, Running No Comments
ZapatillaPerfecta

Brave, ¿sabes todos los aspectos que debes de tener en cuenta para elegir la zapatilla de running perfecta? Muchas veces nos dejamos llevar por modas o por el aspecto de una zapatilla y sin tener en cuenta las características que debe tener nuestro calzado para que no nos cause lesiones. Así que hoy te vamos a dar un listado de todo lo que debes chequear antes de adquirir unas nuevas zapatillas.

PESO

Las zapatillas tienen diferentes tipos de amortiguación y estabilidad, el peso influye en la elección de la zapatilla, cuanto mayor sea el peso necesitarás más amortiguación. Por lo tanto, ¡toca subirse a la báscula, Brave!

ARCO DEL PIE

Si tienes poco arco o pie plano no te lances a comprar una zapatilla con un arco muy marcado, o al contrario, si tu arco del pie es muy pronunciado es importante que tu zapatilla tenga un arco alto para evitar lesiones.

TIPO DE PISADA

¿Pronador o supinador? ¡Cuántas cosas hemos aprendido con la tele, eh! Pero aunque nos hayan hecho creer que esta pregunta es la clave para elegir zapatillas, lo cierto es que muchos de nosotros podemos entrenar bien con una zapatilla neutra. La mayoría de los corredores son pronadores en mayor o menor medida, el problema es cuando esta pronación causa algún tipo de lesión, tan sólo en ese caso se recomienda buscar unas zapatillas concretas que corrijan la pisada. En cambio, ser supinador es muy poco frecuente, sólo entre 4,5% o 5% de los corredores son supinadores, por lo que no existen zapatillas especificas para ellos, se les sueles recomendar zapatillas neutras con alta flexibilidad.

ANCHO DEL PIE

¿Sabías que existen diferentes tipos de ancho en algunas marcas? Si tienes un pie mas ancho de lo común o muy estrecho puedes elegir marcas que fabriquen. El ancho B es el más estrecho, D normal, 2E extra de ancho y 4E super ancho.

CAER DE TALÓN

Si al correr caes de talón necesitarás unas zapatillas con mayor drop, es decir más amortiguadas. La mayoría de los corredores aterrizan con el talón por lo que se les recomienda una drop de 8 a 13 mm.

VELOCIDAD

Otro factor a tener en cuenta es la velocidad a la que vas a entrenar, si vas a un ritmo rápido (4min /km) tienes que buscar zapatillas de modelo de entrenamiento ligero. En cambio, cuanto menor sea tu velocidad necesitarás más amortiguación.

TERRENO

Si vas a entrenar por asfalto o por la acera necesitarás zapatillas con una amortiguación blanda, pero si optas por correr por hierba o terrenos más irregulares, debes prestarle más atención a la estabilidad. Y si eres uno los “locos” que ha saltado a la montaña, deberás elegir zapatillas de trail running que se adapten al terreno.

LESIONES

Es un tema muy importante y que no se suele tener en cuenta al comprar unas zapatillas. Si por ejemplo sueles sufrir fascitis plantar existen modelos que te ayudan a evitarla, o si tienes tendencia a doblarte el tobillo debe primar la estabilidad de la zapatilla.

USO

¿Las quieres para entrenar, para competir o para ambas cosas? Sabemos que si estás empezando verás un poco excesivo eso de tener diferentes zapatillas para entrenar y para competir, pero cuando comienzas a bajar de ritmo muchas veces buscas esas “zapatillas voladoras” para la carrera. Por ello, ten en cuenta que si lo que quieres son una zapatillas ligeras para hacer mejores marcas en las carreras, deberás destinarlas sólo a carreras y a los entrenamientos rápidos,  no las uses para los entrenos de tirada larga o rodaje a un ritmo más lento porque puedes causarte lesiones.

Ya ves Brave, la elección de una zapatilla no es un tema tribal, debemos tener en cuenta diversos factores para evitar lesiones y problemas que no nos permitan seguir disfrutando de una de nuestras pasiones.

 

Leave a Reply