Protege tus rodillas de lesiones

By 07/03/2017 Health No Comments
lesionesderodilla_Bravento

Brave seguramente hayas oído que nuestras rodillas sufren mucho con el impacto al correr y es que según un estudio de Runner Worlds un 42% de las lesiones de los corredores afectan a las rodillas. Por ello, hoy te compartimos un listado con recomendaciones para evitar las temidas lesiones de rodilla.

  1. Ejercicios de fuerza: La rodilla es la articulación más grande y al mismo tiempo la más propensa a tener traumatismos. Muchas veces los dolores que tenemos son porque que no tenemos desarrollada lo suficiente la fuerza en los músculos y los tendones que rodean las rodillas. Al correr nuestras rodillas recogen gran parte del impacto, en cambio si los músculos que rodean las rodillas, están fuertes y firmes, las protegen y amortiguan de recibir los impactos directamente. Así que ten en cuenta fortalecer los cuadriceps, el gluteo medio, los gemelos y los isquiotibiales. Un buen ejercicio es la sentadilla, recuerda cómo hacerla correctamente en nuestro post de hace unos meses.
  2. Zapatillas adecuadas: La semana pasada te damos los trucos para elegir zapatillas de running perfecta  y una de las razones era para evitar lesiones. Debes tener en cuenta el tipo de amortiguación que necesitas y sobre todo no usar unas zapatilllas que estés desgastadas, lo sentimos Brave pero en algún momento tendrás que decirle adiós a esas zapatillas ya no tienen ni suela.
  3. Sobrepreso: Correr con sobrepeso puede poner en riesgo tus rodillas, tobillos y caderas. Por ello, aunque hayas oído que correr es un gran ejercicio para adelgazar, te recomendamos que consultes con un especialista y comiences con ejercicios que tengan un menor impacto.
  4. Superficies blandas: Somos conscientes que a muchos de nosotros no nos queda otra opción que correr por el asfalto o el  cemento de las aceras, pero lo ideal sería que al menos una de las salidas que hagas durante la semana sea sobre una superficie más blanda, quizás en un parque cercano o en una pista. Las superficies duras como la carretera aumentan el impacto sobre tus rodillas.
  5. No olvides el calentamiento: Antes de lanzarte a a tu tirada diaria recuerda realizar un buen calentamiento, incluyendo la rotación de rodillas de esta forma lubricas la articulación para que sea más flexible y se adapte mejor al impacto.
  6. Entrenar con conciencia: Entendemos que estés ilusionado o ilusionada con tus nuevos retos y quieras dar lo máximo durante los entrenos pero ten cuidado en caer en el sobreentrenamiento. Nuestro cuerpo, incluidas las rodillas, debe asimilar el entreno y darle el descanso suficiente para poder estar preparado para el siguiente. Por otro lado, también es importante que aumentes la cantidad de kilómetros de forma progresiva para ir acostumbrando a las rodillas a las nuevas cargas.

Ya ves Brave, evitar esas lesiones que nos pueden alejar de nuestra pasión está en tu mano o mejor dicho en tus rodillas :).