¿Rendirse? ¡Ni pensarlo!

espnw_topshot_06_mini

Aquí todos somos unos ”adictos” al deporte. Nos encanta superarnos día tras día. Buscamos ese límite siempre. Esa sensación de ya no puedo más, pero voy a terminar lo que empecé. Hace unos días tras ver las crónicas del campeonato de Ironman (Hawaii) encontramos un caso admirable.

Hablamos de la estadounidense Meredith Kessier. Una Brave que tiene en su palmarés multitud de títulos: Primera en Ironman de Nueva Zelanda (2015), primera en Ironman Arizona (2014), así como 4 Ironmans 70.3 en el primer puesto durante el 2014 y muchísimos más.

Pero nos sorprendió este último en Hawaii. Creemos que hay dos tipos de personas, aquellas que nunca se rinden ante un objetivo, y las que a la que tropiezan con la primera piedra del camino y se retiran. Sin duda Meredith no es de las que se rinden. Kessler salió tercera del agua. Aguanto el ritmo en la bicicleta, pero las cosas se empezaron a torcer, y el maratón fue una pesadilla. Aún así ni se le pasó por la cabeza retirarse, tal como dijo:

Hawaii se merece respeto y terminar es el objetivo.

5307502f-dff5-4430-88cb-c2a168db0294_300

Por encima de todo prefirió continuar, aún sabiendo que era una de las favoritas y finalmente acabaría situada de las peores en la categoría pro femenina. Acabó con un tiempo superior a las 12 horas y en el puesto 1.535 de la general. Pero nos encanta ver como las personas se marcan metas y las terminan pase lo que pase. Y más aún cuando es profesional. Y tú, ¿ eres de los que se rinden al primer obstáculo?